Cebiche de Tiburón: Hay algo de película en tu publicidad

Vimos Cebiche de Tiburón antes que todos los mortales y te contamos nuestra opinión.


Cebiche de Tiburón es la nueva película nacional que amenaza con apoderarse de la cartelera en nuestro país, pues tiene todos los ingredientes necesarios para jalar a la gente al cine: Chicos realitys, Pataclaúns, Cinéfilos, Pietro Sibille, entre otros.

Esta no es pura casualidad, pues el escritor y director Daniel Winitsky es publicista y sabe como lograr hacer un producto rentable. Poco le importará a Daniel como los críticos destruyan su película, pues el ya está esperando ansioso su media estrella en Somos. Sabemos que no le preocupa, pues no de críticos se vive, sino de taquilla (sino pregúntenle a El Soñador).

Cebiche de Tiburón nos cuenta las aventuras de Pato y Tato, intentando recuperar un sombrero del fondo del mar, antes cazando un tiburón al que posteriormente harían cebiche (al menos la historia es super original). En su aventura se topan con hartos personajes, que aunque algunos tienen pequeñas participaciones, todos demuestran están perfectamente definidos (eso no quiere decir tampoco que todos hayan sido necesarios).




La película resulta ágil, da giros de trama, es rica en personajes, tiene su mensaje de reflexión y tiene muchísimo mejor guión que Batman Vs Superman. Por otro lado, tiene algunas escenas ridículas, sobre actuaciones, un lapso muy Nat Geo - que aunque quiere transmitir algo, desentona- y como ya mencionamos, no todos los personajes se sienten necesarios.

Cebiche de Tiburón resulta ser muy divertida. Es del tipo de películas que hace que te mates de risa mientras dura, pero que a su vez cuando te preguntan si te gustó, respondes "No pasa nada", "es la misma huevada que Asu Mare ", entre otras cosas. Aunque probablemente la vuelvas a ver cuando salga en DVD y la recontra vuelvas a ver al año cuando salga en América Televisión.

Cebiche de Tiburón se estrena el 2 de febrero y promete ser un éxito de taquilla. Si pueden, vayan a verla temprano, porque luego van a salir con ganas de meterse un cebichón.

Escribe:
Eric Bailón

Comentarios